Lamentable historia en EEUU

Todo pasó en Virginia (Carolina del Sur), niños de 10 y 11 años jugando un torneo nacional.

Los campeones de su estado, los Charlottesville Cavaliers, ganaron sus dos primeros partidos, pero no les dejaron jugar la semifinal. ¡POR TENER A UNA NIÑA EN SU EQUIPO!

“No creo que en 2015 no permitan que mi hija juegue con los niños”, explica cabreado el padre de la niña. “¿Qué mensaje se envía a las chicas? ¿y a los chicos?”

La niña corrió hacia su entrenador y los árbitros y les dijo que le descalificasen a ella, no a su equipo. Que se sentaría en las gradas, sin el uniforme del equipo… No accedieron tampoco los organizadores.

Los niños de su equipo la animaron en todo momento:

“Ellos estaban muy bien y la apoyaron. Todos con ella. ‘¡No es tu culpa!’ le decían…”

Los niños parecían más adultos que los adultos, en este caso.

 

Los compañeros de equipo decidieron salir vestidos de rosa para declarar su apoyo a la niña en el siguiente partido que han jugado.

Pic 001

Artículos Relacionados


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.