La jornada estuvo marcada sin duda por la victoria de unos Miami Heat que jugaron sin sus dos grandes estrellas, Lebron James y Dwyane Wade. Sorpresón...